Tres, dos, uno, Sero: cuenta regresiva para el primer vehículo eléctrico fabricado en la Argentina